sábado, 17 de noviembre de 2012

Jairo Anibal Niño


JAIRO ANIBAL NIÑO



El colegio distrital Patio Bonito 1, cambio su nombre ahora se llama colegio distrital Jairo Anibal Niño




Nombramiento del colegio


Profesores, padres de familia, estudiantes y comunidad en general llegaron a las instalaciones del colegio Patio Bonito I, para el acto protocolario con el que se cambió el nombre de la institución por el del poeta boyacense Jairo Aníbal Niño, conocido como ‘El poeta de los niños’.



El nombre del colegio se decidió de manera consensuada entre toda la comunidad educativa, fruto de más de tres años de esfuerzos para perpetuar el nombre de uno de los escritores de literatura infantil más importantes en la historia del país.



Nuestro énfasis está orientado a comunicación, arte y expresión, entonces quisimos buscar un nombre que se identificara con nuestro énfasis y la labor diaria que hacemos en el colegio y creo que encontramos la persona indicada”, explicó Ruth Clemencia Díaz, rectora del colegio distrital Jairo Aníbal Niño. 



Cada estudiante del colegio estudió una de las más de 30 obras de este autor y las representó en cuadros, poesías, obras de teatro y cuentos, que evocaron al escritor fallecido en 2010 y autor de obras tan importantes como El Monte Calvo, Zoro, La Madriguera, La Alegría de Querer, entre otras.



Mauricio Parra, estudiante de sexto grado, celebró el cambio de nombre del colegio y expresó su admiración por el poeta: “fue un escritor que le escribía a los niños, era un escritor muy bueno, de él ya leí La Hermana del Principito y El Nido más Bello del Mundo y así me fui amañando al nombre y me gusta que le hayan puesto el nombre de él al colegio”.


Durante la celebración, Santiago Niño, hijo de Jairo Aníbal, destapó una placa en la que el colegio rinde homenaje a su padre, donde se leía la frase: “En memoria al poeta de los niños, la comunidad educativa decide enaltecer su nombre y se compromete a perpetuar sus enseñanzas”.


                                 


El sueño de mi padre tenía que ver con una escuela de la libertad, una escuela de los sueños, una escuela que hiciera posible la realización plena de la vida de cada uno de sus niños y niñas y de sus maestros y maestras. Así que lo que nos corresponde es construir aquí un escenario para la posibilidad del vuelo y del asombro, es en lo que creyó profundamente mi padre, en la condición alada de todos los seres humanos, el descubrir esas alas, fortalecer y hacerlas robustas para los difíciles vuelos en la vida es lo que debemos hacer en este lugar”, expresó emocionado el hijo del escritor ante toda la comunidad educativa del colegio Jairo Aníbal Niño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada